• viernes 28 de enero del 2022
logo
add image

La justicia ordenó suspender el servicio de Rappi, Glovo y Pedidos Ya

La medida prohíbe la circulación de los repartidores en la CABA, hasta tanto se los registre en relación de dependencia y se garantice su seguridad laboral y previsional.

El titular del Juzgado en lo Contencioso, Administrativo y Tributario Nº2 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Roberto Andrés Gallardo, hizo lugar a una medida cautelar presentada por la Asociación Sindical de Motociclistas Mensajeros y Servicios (ASSIM), por la cual se suspendió provisoriamente la prestación del servicio de las empresas Rappi, Glovo y Pedidos Ya, por el incumplimiento a normas laborales y previsionales.

Entre los fundamentos que consideró el Juez Gallardo, refirió la existencia de un “riesgo previsible e inminente de frustrar los derechos a la vida, a la integridad física y al trabajo”. Ello debido a que las empresas no han registrado a los repartidores de las apps como personal en relación de dependencia, por lo que tampoco se encuentran cumpliendo con la legislación laboral y previsional, tal como exige la ley 5.526.

En este sentido, les exigió a las empresas que presenten una nómina del personal afectado al servicio, debiendo acreditar cumplimiento de normas laborales, previsionales, así como de la ART de los trabajadores. En la medida, el juez hizo referencia a la repetida cantidad de accidentes de tránsito en los que se vieron involucrados los repartidores de las apps  durante este año en la Ciudad.

Además, le ordenó a las empresas Visa, Mastercard, Tarjeta Naranja y American Express que suspendan y bloqueen de modo inmediato todas las operaciones de Rappi, Glovo y Pedidos Ya.       

Por otra parte, criticó la postura del GCBA, en cuanto se limitó a realizar impugnaciones formales que a cumplir la orden judicial por la cual debía prohibir la circulación de vehículos que no tuvieran caja porta objetos asegurada al vehículo, así como que los conductores lleven casco e indumentaria reglamentarios.

Medidas similares a la dispuesta por el Juez Gallardo ya habían sido ordenadas por la Cámara de Apelaciones de la Ciudad, pero sin embargo hace 7 meses que se encontraban siendo incumplidas.

La presentación de la ASSIM fue motivada a partir del caso dado a conocer esta semana, en el que un repartidor de la empresa Glovo, luego de sufrir un accidente mientras llevaba un pedido e informarlo por la app, recibió indicaciones para continuar con la entrega del mismo.

 

Accedé al fallo (Vía Diario Judicial)

footer
Top