• martes 23 de abril del 2024
logo
add image

La Procuración General de la Nación elaboró una Guía Práctica para la Identificación, Trazabilidad e Incautación de Criptoactivos

La idea es poder complementar y brindar mayores recursos y herramientas en el marco de la persecución penal.

El Procurador General de la Nación Interino, Eduardo Casal, dictó la Resolución PGN n° 33/23 que recomienda al Ministerio Público Fiscal el uso de la Guía Práctica para la Identificación, Trazabilidad e Incautación de Criptoactivos, en las investigaciones que involucren cuestiones de activos virtuales.

El documento fue creado por la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI) con la colaboración de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC), la Secretaría de Análisis Integral del Terrorismo Internacional (SAIT), la Secretaría de Coordinación Institucional (SCI), la Dirección General de Recuperación de Activos y Decomiso de Bienes (DGRADB), la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR), la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE) y la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX).

El compendio abarca consideraciones teórico-prácticas sobre activos virtuales basados en la tecnología de cadena de bloques –Blockchain- y su investigación penal.

Su principal objetivo es brindarles a todos los operadores judiciales recursos y herramientas para aplicarlos en la investigación penal, ofreciendo un abordaje sobre los aspectos teóricos y prácticos más relevantes en relación a la persecución penal.

En primer lugar, y atento a los tecnicismos propios de la materia, introduce nociones básicas sobre criptoactivos, sus clasificaciones y denominaciones.

Define qué es un activo virtual, un criptoactivo, de qué se trata una cadena de bloques y sus estructuras.

Asimismo, explica cómo se realiza una transacción de criptoactivos, sus claves y mecanismos, los tipos de transacción existentes en la red Bitcoin, las actualizaciones en los Blockchains de BTC, los polos de minería y su rentabilidad, las billeteras virtuales, entre otras cosas.

En suma, el Procurador General se manifestó al respecto en relación a que el amplio uso de los criptoactivos en actividades delictivas trasciende la esfera de la ciberdelincuencia y se proyecta sobre todas las manifestaciones criminales, especialmente las de tipo económico, como el lavado de activos, el financiamiento del terrorismo, la narcocriminalidad, la trata o explotación de personas, el tráfico de migrantes, los secuestros extorsivos, el fraude, la corrupción o la evasión fiscal, entre otros.

Accede a la Guía

footer
Top