• viernes 03 de febrero del 2023
logo
add image

Destituyeron al juez de Casación bonaerense Martín Ordoqui

El jurado de enjuiciamiento concluyó que el magistrado incurrió en "mal desempeño" y en "desvío de poder" al pretender cobrar dinero a personas privadas de la libertad a cambio de resoluciones judiciales que los favorecieran.

El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la Provincia de Buenos Aires resolvió destituir al juez de la Sala V del Tribunal de Casación Penal, Martín Ordoqui, por incumplimiento de los deberes a su cargo y desvío de poder en distintas causas que tramitaron en el máximo tribunal penal de la provincia.

Según se detalla en la resolución adoptada en el día de hoy, a Ordoqui se lo encontró responsable por valerse de su poder como juez para dictar resoluciones a favor de determinadas personas a cambio de un pago de dinero y utilizar sus atribuciones para intentar obtener de otros jueces algunas resoluciones que permitieran la libertad de una serie de personas.

Vale aclarar que el ahora ex magistrado se encuentra imputado en la causa “La banda de los jueces”, cuyó juicio oral comenzó hoy en la ciudad de La Plata y en la que también se encuentra imputado el ex juez de Garantías, César Melazo.

Quien impulsó la acusación contra Ordoqui fue el  Procurador General, Julio Conte Grand, que expresó en sus alegatos que "Martín Manuel Ordoqui votó movido por intereses distintos a la correcta administración de justicia".

El Jurado estuvo compuesto por Hilda Kogan en su carácter de presidenta, por los conjueces abogados Juan Emilio Spinelli, Fulvio Germán Santarelli, Ricardo Arturo Fabris, Hugo Rubén Galderisi y Diego Paulo Isabella; el conjuez legislador Daniel Andrés Lipovetzky y las conjuezas Nidia Alicia Moirano, Abigail Gabriela Gómez, Gabriela Demaría y María Eugenia Brizz.

Luego de analizar las pruebas presentadas por las partes, el jurado de enjuiciamiento -de forma unánime- consideró que la conducta del Ordoqui encuadraba en las faltas contempladas en el art. 21 incisos "e" (incumplimiento de los deberes inherentes al cargo), "i" (graves irregularidades en los procedimientos), "ñ" (parcialidad manifiesta) y "q" (defección de la buena conducta) de la Ley 13.661.

La resolución adoptada por el tribunal decretó su inhabilitación para ocupar otro cargo judicial.


Accedé a la resolución.

footer
Top