• sábado 28 de enero del 2023
logo
add image

Rosatti: “Es necesario que el juez hable extrasentencia“

El presidente de la Corte Suprema escribió un libro que se acaba de publicar con su investigación sobre la palabras del tribunal y que contiene interesantes definiciones sobre temas centrales.

El juez Horacio Rosatti es el autor de un libro que acaba de aparecer en las librerías del país. Se trata de "La palabra de la Corte Suprema" -editó Siglo XXI- que es el producto adecuado de la tesis por la que se graduó de doctor en Historia (Universidad Católica Argentina, 2021) y que consiste en una investigación sobre el lenguaje del máximo tribunal en en período de treinta años (1972-2002).

El trabajo -de claro interés académico y centrado en la fas interna de funcionamiento de máximo tribunal- también contiene una serie de definiciones de Rosatti sobre la actualidad y el futuro de la Corte Suprema

En tal sentido, aparece una consideración sobre las voces que plantean la ampliación de la composición o su división en salas especializadas. "Esos planteos (...) anteponen el 'cómo hacerlo' al 'para qué hacerlo'. En otras palabras, casi todos ellos carecen de un análisis que comience por definir qué se pretende del tribunal para lograr para avanzar sobre el diseño más adecuado para lograrlo", afirma Rosatti. A su vez, señala que "aumentar el número de miembros podría demorar aún mas la tarea de la Corte o que dividir a sus integrantes en salas reduciría la cantidad de voluntades necesarias para lograr una mayoría".

La cuestión de género también aparece en sus reflexiones al señalar que debe ser considerada en el debate sobre la composición de la Corte Suprema y en la "especial percepción que una composición plural generaría en sus decisiones".

También pasa por las tensiones entre el poder judicial y la política y la define como una "incomprensión recíproca". Allí dice Rosatti que el político cree que el juez "frena los cambios para poner en marcha su plan de Gobierno" y el juez cree que el político "pretende imponer sus planes sin respetar las normas". 

 

 

En otro tramo, Rosatti se ocupa de la comunicación judicial actual y afirma que en otra época "el juez solo debía hablar por sus sentencias" pero que, ahora, "es necesario que el juez hable extrasentencia". Ello, dice el presidente de la Corte Suprema, "no para polemizar con los otros poderes sino para explicar cómo trabaja y para contribuir a proponer soluciones que mejores el rendimiento del poder que integra".

"Que hable poco, solo lo justo y necesario, pero que hable. Que explique, que proponga, que rinda cuentas", indicó jurista santafesino.  

Rosatti, finalmente, afirma que "es importante transparentar y socializar (y por tanto democratizar) el conocimiento sobre el poder [judicial] que menos se conoce. Ello permitirá -señala- valorar lo que se hace y entender lo que no se hace o lo que se puede hacer mejor".

El flamante libro cuenta con 240 páginas y es un análisis de 386 sentencias de la Corte Suprema en el periodo que va de 1972 a 2002, centrado en la labor interna y el lenguaje del máximo tribunal argentino. Se editió en la colección "derecho y política" que dirigen Roberto Gargarella y Paola Bergallo. 

 

footer
Top