• sábado 16 de octubre del 2021
logo
add image

La Antártida, un territorio inclusivo

Por Zarina Ross (*)

No es una novedad que en materia de reconocimiento de derechos de minorías la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur siempre fue pionera en la temática marcando en ese sentido, un camino a seguir.

Ejemplo de ello fue la celebración del primer matrimonio igualitario en diciembre de 2009[1], incluso antes de la Ley Nacional N° 26.618[2] siendo noticia en medios nacionales[3].

También y en el mismo sentido la entonces Gobernadora, Fabiana Ríos, dictó el Decreto Provincial N° 2726/09 por el cual instruyó a todas las dependencias de la Administración Pública Provincial a respetar la identidad de género[4], medida que fue emitida previo a la Ley Nacional N° 26743[5], y más recientemente la Justicia de Ushuaia hizo lugar a una acción de amparo y ordenó al Registro Civil de la provincia que autorice a una persona a figurar en su documentación personal con sexo “no binario”[6], antes también del dictado del Decreto Nacional N° 476/21[7].

En esta oportunidad, la Provincia da un nuevo paso en garantizar derechos de minorías.

En la Base Antártica “Esperanza” funciona la Escuela Provincial N° 38  “Presidente Raúl Ricardo Alfonsín”, siendo la escuela más austral del mundo, y la presencia de las y los docentes fueguinas/os en aquella, se convierte no tan sólo en una necesidad para garantizar los derechos de las infancias y juventudes que allí residen transitoriamente, sino que también se convierte en presencia soberana en dicho territorio.

Así, adquiere relevancia el convenio recientemente suscripto entre el Gobierno de la Provincia, a través de la Secretaría de Malvinas, Antártida, Islas del Atlántico Sur y Asuntos Internacionales y el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, y el Comando Conjunto Antártico (COCOANTAR) (registro provincial N° 21253), donde además de acordarse diferentes cuestiones operativas respeto a las campañas antárticas que allí se desarrollan, se acuerda un nuevo proceso de selección de los docentes destinados a la Escuela N° 38.

La novedad viene dada en tanto hasta la firma del convenio en comentario el matrimonio seleccionado para prestar servicios en la Escuela debía estar constituido por personas de diferente sexo, y con este cambio de paradigma cualquier pareja podrá postularse sin que implique un impedimento la forma en la que está constituida, poniéndose el énfasis en la idoneidad de la pareja docente, restará ahora que desde el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología se modifique la normativa vigente a fin de adecuar la misma a la letra del convenio.

La medida implica una verdadera política de inclusión, contribuyendo a garantizar la igualdad de género, y los derechos reconocidos en diferentes tratados internacionales de derechos humanos, reconociendo asimismo la posibilidad de cualquier docente a postularse como candidata o candidato a prestar servicios en el continente blanco.

Una vez más la Provincia se presenta como pionera en esta temática.

 


[4] B.O. TDF N° 2653 de fecha 02 de diciembre de 2009.

footer
Top