• viernes 28 de enero del 2022
logo
add image

Córdoba: se finalizó un juicio de adopción en sólo dos meses mediante un proceso oral

La jueza Mariana Wallace del Juzgado de Niñez, Adolescencia, Violencia Familiar y de Género de 4° Nominación de Córdoba optó por ese trámite, aplicando las Reglas de Brasilia.

La titular del Juzgado de Niñez, Adolescencia, Violencia Familiar y de Género de 4° Nominación de Córdoba, Mariana Wallace, finalizó un juicio de adopción en dos meses a través de un proceso oral. La magistrada, ante carecer de procedimiento reglado para adopción en la Ley de Promoción y Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la provincia de Córdoba N° 9944, aplicó el trámite oral.

La demanda fue interpuesta el 10 de junio de este año y su resolución fue dictada el 13 de agosto. La agilidad del proceso se debió a la realización de un juicio íntegramente oral, debido a la modalidad procesal que promueve las Reglas de Brasilia sobre Acceso a la Justicia de las Personas en Condición de Vulnerabilidad, para la agilización del trámite del proceso y la disminución de los lapsos “a fin de llegar a Sentencia que culmine con la restitución de la totalidad de los derechos del niño”.

La implementación de la oralidad del proceso se realizó resguardando las garantías de fondo y procesales de las partes con un enfoque basado en los Derechos del Niño. El proceso aplicado además implementa mejores prácticas en materia de niñez, las cuales son promovidas por la comunidad internacional.

La jueza hizo partícipe del proceso al pretenso adoptado acompañado de su patrocinio letrado, quien dio su consentimiento para ser adoptado por sus padres y solicitó cambiar su nombre, además expresó su deseo de retomar contacto con su hermano.

Al final de la sentencia, la jueza le dedicó unas palabras al niño: “A partir de ese día y para siempre, sos hijo de P. M. M. M. y A. F. B., quienes se seguirán encargando, como lo vienen haciendo desde hace muchos años, de todos tus cuidados. Ellos manifestaron firmemente su deseo de ser familia con vos, y vos de ser familia con ellos, comprometiéndose a brindarte amor, cariño, contención y todos los cuidados que necesites, ahora son una sola familia. A partir de ese día llevás el apellido M. B., y así serás identificado en el colegio, con tus amigos, y donde vayas”.

Accedé a la resolución.

footer
Top