• viernes 27 de enero del 2023
logo
add image

Rechazaron homologar un juicio abreviado porque existía la posibilidad de realizar una probation

La jueza consideró que la mujer trans no aceptó el acuerdo con plena libertad y que se encontraba en condiciones de celebrar una suspensión del juicio a prueba.

La Jueza a cargo del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas n° 15 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Karina Andrade, decidió rechazar el acuerdo de juicio abreviado celebrado entre la Fiscalía y la Defensa de L.C.

Mediante dicho acuerdo, las partes habían solicitado la aplicación de una pena de 2 años y 6 meses de prisión en suspenso por el delito de tenencia simple de estupefacientes, en los términos del artículo 14, 1°párrafo de la ley n° 23.737.

La magistrada rechazó la propuesta alegando que en la audiencia de conocimiento personal, en la que tuvo contacto con L.C y le explicó los alcances y consecuencias de lo convenido, tuvo la impresión que la imputada no se había encontrado en pie de igualdad y libertad para negociar con la Fiscalía. 

Si bien L.C reconoció los hechos que se le atribuían y aceptó la calificación y pena, y demostró ante la Jueza su deseo de alcanzar alguna salida alternativa al juicio oral para recuperar la libertad, la jueza percibió que la decisión no estaba enmarcada en un plano de absoluta libertad ni que pudiese desvincularse de la forma en la que había sido llevado adelante el proceso, sin un trato digno y en desmedro de su identidad. 

En este sentido, Andrade dispuso la recaratulación del expediente en reconocimiento de la identidad de género de la mujer trans, tal como lo establece el artículo 1 incisos a y c de la Ley n° 26.743 o Ley de Identidad de Género.

Asimismo, entendió que L.C pertenecía a un grupo en situación de vulnerabilidad, por ser transgénero, por haber atravesado un consumo problemático de estupefacientes y ejercer el trabajo sexual.

La jueza aseveró que la capacidad de negociación de L.C se encontraba afectada por su vulnerabilidad, la discriminación y el trato indigno padecido hasta esta instancia. Lo que vislumbró la necesidad de garantizar un trato diferenciado a la encausada que le garantice justicia y equidad, más aún cuando en el caso jamás se analizó la posibilidad de optar por otra salida que no implique la imposición de una pena, como la suspensión del juicio a prueba, siendo que no contaba con antecedentes penales.

En resumen, consideró que no podía aceptarse un juicio abreviado cuando el caso permitía la celebración de una probation, que resultaría menos criminalizante y estigmatizante.

A mayor abundamiento, agregó que la falta de peritaje químico respecto de la sustancia que le fuera secuestrada a la imputada implica la carencia de elementos suficientes para tener por probado el tipo penal. 

Ello toda vez que la acusación debe formularse con conocimiento de los componentes psicoactivos del material, que deben tener la capacidad de dañar la salud pública, así como es importante conocer la cantidad de sustancia pura y no, como suele ocurrir, la totalidad incautada.


Accedé a la sentencia.

footer
Top