• miércoles 22 de septiembre del 2021
logo
add image

¿Cuándo procede el abogado/a del niño/a?

Si el niño, niña o adolescente no tiene injerencia en lo discutido, no hay abogado/a del niño/a.

La Cámara Segunda de Apelaciones en lo Civil y Comercial, de la ciudad de La Plata, recordó cuándo procede la figura del abogado/a del niño/a. Así lo dispuso en un proceso judicial donde se discutía sobre la cuota alimentaria de los niños.

El padre solicitó que se designe un abogado del niño para sus hijos, el órgano judicial recordó que el abogado del niño tiene como función defender el interés definido por el mismo niño - sin importar si el abogado, el asesor de menores o los padres consideran que es lo mejor para él-, entonces éste tiene que poseer opinión propia y facultades para comunicarle sus deseos e intereses a su patrocinante. En ese sentido aclara que, el niño “puede intervenir en forma directa si cuenta con edad y grado de madurez para hacerlo. Si no puede comprender el contenido y sentido de los actos lo hará a través de la figura de su representante legal”.

Como punto fundamental para decidir sostuvo que: “…la procedencia de la figura del abogado se supedita a la oposición de los intereses del niño con sus representantes legales…”, es decir, cuando en la controversia exista intereses contrapuestos entre los menores y sus padres o madres. Por ello se deniega la designación de abogado/a del niño/a ya que lo que se estaba discutiendo era la fijación de una cuota de alimentos.

Accedé al Fallo

footer
Top