• martes 24 de mayo del 2022
logo
add image

Presentaron un proyecto para penar el negacionismo de genocidios y crímenes de lesa humanidad

Dispone la pena de prisión de 3 meses a 2 años o multa a quienes públicamente nieguen, minimicen, justifiquen o revindiquen delitos de genocidios, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra.

El Senador Nacional Alfredo Luenzo presentó un proyecto de ley que busca incorporar al Código Penal el delito de negacionismo de genocidios, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra.

Según detalla en el proyecto, el tipo penal escogido establece una pena de 3 meses a 2 años de prisión a quien “públicamente negara, minimizara, justificara o reivindicara la comisión de los delitos de genocidio, de lesa humanidad o crímenes de guerra contemplados en los artículos 6, 7 y 8 del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional y en los tratados internacionales de derechos humanos con jerarquía constitucional y/o de quienes fueran condenados por su comisión”.

El artículo –que modificaría el actual 213 del Código Penal que prevé el delito de apología del crimen- agrava la pena en caso de que su comisión sea realizada por un funcionario público, a quienes se le podrá imponer la destitución definitiva de su cargo e inhabilitación especial para ocupar cargos públicos por el doble de tiempo de la condena.

Entre sus fundamentos, el Senador Luenzo indica que el negacionismo es “una corriente de reinterpretación histórica que surgió para negar la existencia del genocidio perpetrado por los nazis a la población judía y restantes minorías durante la Segunda Guerra Mundial; y luego se extendió a otros genocidios como el ocurrido durante última dictadura cívico-militar que tuvo lugar en la Argentina”.

Enmarcado en el artículo 13 inciso 5° de la Convención Americana de Derechos Humanos, aclara que si bien el proyecto busca “penalizar el ocultamiento de la historia y de los hechos que han afectado y marcado a toda nuestra sociedad”, ello “no implica limitar la libertad de expresión, sencillamente no habilita una segunda interpretación a un delito tan aberrante que ya califico como tal la justicia”.

Finalmente, luego de hacer un repaso de las distintas legislaciones adoptadas internacionalmente (casos de Alemania y España, por ejemplo), concluyó en la necesidad de sancionar esas prácticas y “toda manifestación que de alguna manera pretenda minimizar los hechos de la dictadura militar, con el objeto de seguir promoviendo la defensa irrestricta de los derechos humanos”.

 

Accedé al proyecto.

footer
Top