• martes 27 de febrero del 2024
logo
add image

Un juez ordenó la restitución de un menor a su madre biológica, víctima de violencia de género

Una decisión tomada sobre una obligada perspectiva de género.

El juez Esteban Félix García Martínez, titular del Juzgado de Familia N°9 de Lomas de Zamora, resolvió restituir a un adolescente con su madre biológica, quien había perdido la tenencia por sufrir violencia de género. El juez le concedió la guarda a la madre biológica bajo dos ejes centrales: el derecho humano de todo niño, niña y adolescente a vivir y desarrollarse en familia y la obligada perspectiva de género del caso en cuestión. Conjuntamente, ordenó medidas de acompañamiento familiar para asistir, proteger y resguardar los derechos del menor y solicitó sanciones para los anteriores padres adoptivos por el abandono del niño.

En el año 2012 el menor fue declarado en estado de adoptabilidad, dado que su madre biológica había perdido la tenencia por la violencia, el abuso y sometimiento sufrido por parte de su pareja, padre de los niños. Al año siguiente, a través de la vinculación y guarda con fines adoptivos, comenzó a ser frecuentado por una pareja en el Hogar donde vivía y en julio de 2018 se dictó la sentencia constitutiva de estado familiar.

Sin embargo, un año después los adoptantes decidieron no continuar con el cuidado del menor, debido a que “no sentían haber forjado un vínculo con el niño”. Por eso se solicitó a la Asesora Tutelar nuevamente que se declare su estado de adoptabilidad.

A raíz de estos hechos, se presentó su madre biológica, quien manifestó su deseo de retomar su vínculo y “poder hacerse cargo de su crianza, dándole finalmente la familia que no pudo tener y que se le otorgue una nueva oportunidad para poder criarlo y brindarle toda la contención y afecto que en el pasado no pudo brindarle” ya que había podido rehacer su vida con su actual pareja y sus hijos y había perdido todo tipo de contacto con el padre biológico del menor que había ejercido violencia sobre ella, quien se encontraba privado de la libertad hace años.

En la actualidad se evidenció que “se encuentra realizando tratamiento psicológico al cual asiste con excelente presentismo y predisposición. Se la observó con adhesión al tratamiento, colaboradora y ordenada en su subjetividad. Predispuesta en llevar a cabo, y ya transitando, su lugar como madre, respetuosa, cálida, amorosa, pendiente de los cuidados y necesidades de sus hijos”“Surge además el claro deseo de G de querer convivir con su progenitora y la felicidad que le genera”.

El juez consideró que en el caso no se acredita que el Estado “haya recurrido a ensayar diferentes estrategias para fortalecer a la mujer fuera del circuito de violencia y de este modo, que pueda permanecer al cuidado de sus hijos”

En la parte resolutiva del fallo, el juez se dedicó a explicarle lo resuelto al menor, en palabras que pudiera comprender. "El derecho, solo está para salvar y ayudar a las personas. Estamos para ayudarte y, celebramos tu presente. No concibo una mejor inversión de los recursos del Estado, sino puestos a tu disposición, para tu bienestar y tu progreso. La judicialización de tu vida, solo puede interpretarse en tu auxilio, y en eso, ponemos todo nuestro empeño". Expresó el magistrado

Accedé al fallo.

footer
Top