• jueves 29 de julio del 2021
logo
add image

Casación absolvió y ordenó liberar a Rosalía Reyes por la muerte de su bebé

Los jueces argumentaron que la sentencia de 8 años de prisión, no introdujo la perspectiva de género ni tuvo en cuenta el contexto de vulnerabilidad de la acusada.

La Sala I del Tribunal de Casación Penal bonaerense absolvió a Rosalía Esther Reyes, la mujer que había sido condenada a 8 años de cárcel por un tribunal de Bahía Blanca por no asistir a su beba para evitar su muerte, tras una hemorragia sufrida luego de tener el parto sola en su casa.

El fallo dictado en el día de ayer aceptó la apelación de la defensora Fabiana Vannini, revocando la resolución dispuesta en febrero de 2020 por el Tribunal Oral en lo Criminal N°3 de Bahía Blanca. La Sala I del Tribunal de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires, además, ordenó la inmediata liberación de Reyes.

La mujer había sido declarada culpable de homicidio agravado por el vínculo, mediando circunstancias extraordinarias de atenuación. Rosalía Reyes cumplió en prisión parte de la pena y desde el año pasado permanecía bajo arresto domiciliario, en Zárate.

Los jueces Daniel Alfredo Carral y Ricardo Ramón Maidana dictaron el fallo teniendo en cuenta el contexto de extrema vulnerabilidad de la acusada.

Entre los fundamentos, los magistrados señalaron que “la exigencia de actuar en pos de salvar a su hija recién nacida, no consideró que Rosalía no tenía acceso al servicio de salud, que no tuvo ningún control médico durante el embarazo, que en el momento del parto se encontraba sola y sin la asistencia de un adulto, que la vivienda donde residían se encontraba alejada de un centro urbano y sin línea telefónica, ello además de la apremiante situación económica que no le permitía afrontar la pérdida de una jornada de trabajo y el temor fundado a perder su puesto en caso de conocerse su embarazo".

Seguidamente, destacaron que "del relato de la imputada se desprende que nunca antes se había encontrado sola al momento de los partos anteriores. Antes bien, en tres de sus cuatro partos tuvo asistencia médica y en uno –el primero la ayuda de su padre, que además tenía experiencia en asistir partos de animales en la zona rural donde residían”.

Por otra parte, el fallo resalta que la descontextualización de la real situación de Rosalía Reyes sumado a la atribución de un modelo estereotípico de “buena madre”, “creó exigencias ideales no alcanzables por Rosalía, quien en virtud de su situación de vulnerabilidad y sus escasos recursos personales y psicológicos, se encontró envuelta en un círculo de carencia (económica, educativa, afectiva, familiar) del cual resultaba incapaz de salir para cumplir el rol exigido por la norma”.

 

Accedé al fallo

footer
Top