• jueves 29 de julio del 2021
logo
add image

Ingresó al Senado el proyecto para la regulación industrial del cannabis

La norma presenta por el Poder Ejecutivo busca regular todas las etapas de producción de la semilla, la planta y los derivados del cannabis y el cáñamo, con fines de aplicación medicinal, terapéutica, paliativa y de investigación científica.

El Poder Ejecutivo de la Nación, con la firma del Presidente Alberto Fernández, el Jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el Ministro de Producción Matías Kulfas, presentó en el Senado el proyecto para regular la cadena de producción, industrialización y comercialización de la planta de cannabis, sus semillas y sus productos derivados para uso industrial y/o medicinal.

El texto, que consta de veinte artículos, destaca en sus fundamentos que “…la industria del cannabis legal ha generado gran interés a nivel mundial. El avance gradual hacia la legalización del uso medicinal, terapéutico y paliativo del cannabis, como así también la reconsideración del potencial del cáñamo industrial…”.

Entre las principales novedades, se crea la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (ARICCAME), organismo descentralizado que tendrá las funciones de reglar, controlar y emitir las autorizaciones administrativas con respecto al uso de semillas de la planta de cannabis, del cannabis y de sus productos derivados (en conjunto con el Instituto Nacional de Semillas).

Según remarca el texto, su intención es complementar la ley 27.350 de investigación médica y uso científico del cannabis, ya que no se incorporan definiciones referidas al uso o aplicación terapéutica del cannabis ni con relación al autocultivo, algo que es competencia exclusiva del Ministerio de Salud.

Además, resalta que la intención del proyecto es legalizar los diferentes eslabones productivos y de comercialización del cáñamo o cáñamo industrial y sus subproductos, ya que por la baja cantidad de THC que éste posee, el mismo no es considerado un estupefaciente.

Por otra parte, el proyecto señala la “adaptabilidad ambiental” de la industria del cáñamo, la que observan como una “solución para la reconversión de sectores productivos que se encuentran en cadenas de valor estancadas, hacia actividades más amigables con el medio ambiente y más rentables económicamente”.

 

Accedé al proyecto.

footer
Top