• sábado 28 de enero del 2023
logo
add image

Senado: ¿Cuáles fueron los argumentos de los expositores a favor y en contra del aborto legal?

Un repaso de las exposiciones a favor y en contra de la Interrupción Voluntaria del Embarazo durante la reunión de comisiones.

El día 14 de diciembre de 2020 se dio inicio al tratamiento del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en el Senado de la Nación, luego de la media sanción en la Cámara de Diputados. Se realizó la reunión conjunta de las comisiones de Banca de la Mujer, de Justicia y Asuntos Penales y de Salud, donde expusieron, en primer lugar, la Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta; el Ministro de Salud de la Nación, Ginés González García y la Secretaria Legal y Técnica de la Nación, Vilma Ibarra.

Las reuniones se realizaron durante los días 14, 15, 16 y 17 de diciembre y estuvieron encabezadas por la presidenta de la comisión de Banca de la Mujer, Norma Durango, senadora por La Pampa del Frente de Todos.

Expusieron a favor (entre otros/as): 

Ricardo Gil Lavedra (Abogado, ex Juez Federal): “Los puntos principales de la discusión giran en torno a tres aspectos: la cuestión constitucional/convencional, cuál es el alcance de los derechos de la mujer y la cuestión de salud pública. En cuanto a la primera no creo que haya ninguna regla constitucional-convencional que obligue a penalizar el aborto temprano, es una decisión del legislador sobre la base de razones objetivas y en base a los derechos e intereses que están en juego. ¿Qué significa que haya “vida”? Lo que ocurre es que el embrión no es una persona ya nacida, y el derecho positivo no trata de la misma manera al embrión que al nacido. Por su puesto que requiere tutela, pero ésta no tiene por qué ser penal. La maternidad no puede ser forzada bajo amenaza de pena criminal.”

Andrés Gil Dominguez (Abogado constitucionalista): argumentó que “cuando la Argentina ratificó la Convención de Derechos del Niño (CDN) realizó una reserva y tres declaraciones interpretativas. Las reservas implican que un Estado quedará desvinculado jurídicamente de uno de los artículos por los que se ha obligado, y no podrá ser demandado por incumplimiento. Las declaraciones interpretativas implican que el Estado realiza una opción interpretativa entre varias de las que tiene a disposición sobre alguna de las normas de un tratado. La Convención de Viena establece en el art. 19 que ni las reservas ni las declaraciones interpretativas pueden ser contrarias al objeto y fin del tratado. Pero ¿quién tiene la capacidad para determinar el objeto y fin de la CDN teniendo en cuenta la declaración interpretativa que hizo la Argentina sobre el art. 1 que establece que se entiende como NNA desde el momento de la concepción? El Comité de los Derechos del Niño. ¿Y qué ha dicho? Que el Estado argentino debe adoptar medidas urgentes para reducir la mortalidad materna relacionada con el aborto, que debe revisar su legislación sobre el aborto, que debe garantizar el acceso de las adolescentes a servicios de aborto sin riesgo y atención post aborto. Y la Argentina acató cada una de las recomendaciones, sin hacer ninguna manifestación al organismo sobre aquella declaración interpretativa. Con lo cual se le aplica a la Argentina la teoría de los actos propios.”

Aida Kemelmajer (Doctora en Derecho, ex Ministra de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza): “El derecho, a diferencia de la biología tiene como base la noción de conflicto. Generalmente los derechos entran en conflicto unos con otros, por eso la regla es que no hay derechos absolutos. El ordenamiento jurídico tiene que resolver esos conflictos de derechos con razonabilidad, respetando el sistema jurídico en su completividad. Hay una norma que dice que “la vida se protege desde la concepción” al mismo tiempo otros principios jurídicos sostienen el derecho de toda persona de no ser instrumentalizada, y de llevar adelante su propio proyecto de vida. Esto se llama autonomía y emerge de los derechos fundamentales. El deber del legislador es resolver este conflicto de derechos. El proyecto aprobado por Diputados es muy razonable porque también limita la autonomía de la mujer, que tampoco es absoluta, hasta la semana 14.”

Analía Messina (Médica): “La negación del aborto es un embarazo forzado. Romantizar la maternidad forzada en niñas y adolescentes no es más que subestimar el abuso sexual y relativizar el daño en la salud mental, emocional y física que produce la superposición de maltratos sobre sus cuerpos cuando se les niega el derecho. No es lo mismo que la percepción sobre el aborto sea la de una práctica legítima y legal como otras, en el marco del derecho a la salud. Hay que dejar de alimentar el estigma de quienes solicitan el aborto y de quienes lo realizan en el sistema de salud.”

Dorothy Estrada Tank (Integrante del grupo de trabajo sobre la discriminación contra las mujeres y niñas, de la ONU. Doctora en Derecho.): “La postura del grupo de trabajo es de apoyo a esta propuesta de ley, con base en que es de conformidad con el derecho internacional de los derechos humanos y representaría un avance significativo para la plena realización de los derechos humanos de las mujeres y de las niñas con base en tres argumentos principales: uno, que daría la oportunidad del pleno cumplimiento del derecho a la salud sexual y reproductiva; dos, este proyecto también permitirá la realización del derecho a la igualdad y no discriminación, y también es un tema de justicia social, porque las personas en situación de pobreza acceden al aborto de forma insegura, poniendo en riesgo su salud y su vida. En tercer lugar, este proyecto de ley también favorece los derechos a la dignidad, a la libertad y a la autonomía de mujeres y niñas.”

En contra (entre otros/as): 

Pablo Garat (Decano de la Facultad de Derecho de la UCA): “Todo nuestro orden jurídico constitucional y convencional se apoya en un principio: el interés superior del niño. Este principio surge de la CDN y de su protocolo facultativo, y de la ley 26.061 cuando señalan que si existe un conflicto entre los derechos e intereses de los NNA frente a otros derechos, prevalecerán los primeros. La Argentina introdujo una declaración interpretativa sobre el art. 1 de la CDN entendiendo que se es niño desde la concepción. Ello se trata de la voluntad soberana del Estado. Por otro lado, las recomendaciones y observaciones de los comités no nos obligan por una sencilla razón: son sólo recomendaciones”

Úrsula Basset (Doctora en Ciencias Jurídicas UCA): “Nuestra Constitución explícitamente y sin lugar a dudas protege la vida desde la concepción y obliga al Estado a proteger, literalmente, al niño durante el embarazo. ¿Por qué entonces no se legisla la posibilidad de dar en adopción durante el embarazo? ¿Por qué no se le ofrecen opciones a la mujer que cursa un embarazo y tiene temor de no poder criar a ese niño durante ese momento de su vida? ¿Hay derecho a decidir si le niego opciones a la mujer? Esta ley da derecho a abortar, no a decidir.”

Alfredo Vítolo (Abogado constitucionalista): “El Derecho Internacional no exige a este país, ni a ningún otro que se reconozca el derecho al aborto, ni tampoco lo reconoce ningún tratado. Sostener lo contrario no constituye una interpretación de buena fe de esos tratados de los que nuestro país es parte. Ese mismo principio de buena fe exige interpretar las palabras utilizadas por los tratados conforme su sentido corriente. Entonces las observaciones y recomendaciones que hayan dado los comités no pueden ser entendidas como generadoras de obligaciones. Además, si los tratados hubieran querido conferir valor obligatorio a las recomendaciones y observaciones emitidas por los comités, lo hubieran dispuesto expresamente.”

Gabriel Flores Ciani (Médico): “Cuando se une el espermatozoide con el óvulo, en ese momento se produce la vida y se forma una nueva célula que se denomina cigoto. A partir de ese momento la mente, el sistema biológico y la genética de la mamá están preparadas para ser una persona gestante. También se sabe que el embrión tiene neuronas desde la quinta semana del embarazo. Hay sistema nervioso central, por ello el embrión guarda sensaciones. Desde la perspectiva psíquica, no hay diferencias para la mujer entre un aborto legal y uno ilegal, su psiquis de la mujer se va a ver dañada de la misma manera. Porque el cerebro está preparado para aceptar la maternidad. Respecto de niñas y adolescentes, su cerebro no está apto para tomar la decisión de abortar, son empujadas por el entorno.” 

Fernando Toller (Abogado. Director de la carrera de abogacía de la Universidad Austral): “Es un proyecto de ley extremo. Aborto absoluto hasta las 14 semanas, contraveniendo el ‘no privar de la vida arbitrariamente’ que está en dos tratados internacionales.”

Por su parte el proyecto de ley de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia (conocido también como “Mil Días”), fue tratado por las comisiones de Salud y de Presupuesto y Hacienda durante el día 18 de diciembre, obteniendo dictamen favorable. Quedan ambos proyectos de ley para ser tratados por el recinto el día martes 29 de diciembre.

Accedé a todas las exposiciones 

Accedé al dictamen IVE

footer
Top