• viernes 28 de enero del 2022
logo
add image

La Cámara Federal de Casación anuló la resolución que negaba la excarcelación a Lázaro Báez

Los jueces, Borinsky y Carbajo consideraron que al no haber contradicción entre la defensa y la fiscalía para la negación de la morigeración de la prisión preventiva, no había lugar para convalidar el fallo.

La Cámara Federal de Casación hizo lugar al recurso de casación presentado por la defensa de Lázaro Báez y anuló la sentencia del Tribunal Oral Federal N° 4 que había rechazo la excarcelación del empresario. En ese orden de ideas, remitió las actuaciones de la causa al tribunal para que dicte un nuevo pronunciamiento.

En los votos de los jueces Javier Carbajo y Mariano Borinksy, se remarcó la vista del Ministerio Público Fiscal el cual dictaminó que debía hacerse lugar a la medida de morigeración de la prisión: “... que la consideración conjunta de los plazos de detención del imputado Lázaro Antonio Báez, por el grado de afectación de los derechos individuales que implica, eclipsa de manera irreparable cualquier intento del Estado de fundar la continuidad de su encierro carcelario, más allá incluso de la vigencia indudable de cierto riesgo procesal, concreto y actual”.

Más allá de la opinión del MPF, el Tribunal Oral consideró que debía denegarse lo solicitado por Lázaro Báez en virtud de "que el nombrado integre un grupo de riesgo no es un argumento suficiente para modificar el régimen cautelar que actualmente pesa sobre él". La defensa de Lázaro Antonio Báez, representada por el abogado Juan Villanueva, alegó que la decisión impugnada vulneraba el principio acusatorio por apartarse de lo dictaminado por el Fiscal.

En primer lugar, al analizar el planteo recursivo de Báez, el juez Carbajo sostuvo que no se observaba la existencia de una controversia entre la pretensión de la defensa y la postura del fiscal. En ese sentido, la ausencia de contradicción impide la convalidación del fallo.

Por otra parte, el juez Borinsky, al igual que su par, interpretó que no se verificó controversia entre lo solicitado por la asistencia técnica de Lázaro Antonio Báez y lo dictaminado fundadamente por el Ministerio Público Fiscal respecto a la procedencia de la morigeración de la prisión preventiva. En ese orden de ideas, dispusieron anular la resolución impugnada y reenviar las actuaciones al tribunal de origen para que dicte un nuevo pronunciamiento conforme lo solicitado por el Ministerio Publico Fiscal.

Cabe aclarar que Lázaro Antonio Báez fue procesado con prisión preventiva en orden al delito de lavado de activos, agravado por realizar hechos con habitualidad.

Accedé a la resolución.

footer
Top