• martes 26 de enero del 2021
logo
add image

Caso Píparo: el porqué de la detención de Juan Ignacio Buzali

La Justicia ordenó la medida en la causa instruida en su contra por tentativa de homicidio, luego de que persiguiera y embistiera a dos hombres a quienes acusó de haberle robado al salir de la casa de sus padres junto a su esposa, Carolina Píparo.

El Juzgado de Garantías Nº 5 del Departamento Judicial La Plata a cargo de la jueza Marcela Garmendia, hizo lugar al pedido de la fiscal Eugenia Di Lorenzo y ordenó la detención de Juan Ignacio Buzali, en el marco de la causa instruida en su contra por el delito de homicidio en grado de tentativa.

La magistrada consideró que tenía elementos suficientes para sospechar que el 1º de enero por la madrugada, el acusado embistió a dos hombres que se transportaban en una motocicleta, luego de haberlos perseguido en su auto con la finalidad de detenerlos, ya que los consideraba posibles autores del robo del que momentos antes habían sido víctimas con su esposa, Carolina Píparo.

También estimó probado que Buzali enganchó la motocicleta con su vehículo y la arrastró aproximadamente 300 metros, luego de lo cual se dio a la fuga.

Señaló que lo hizo "sin importar las consecuencias de su accionar y con claro desprecio por la vida ajena" y que pudo representarse el resultado muerte, sin perjuicio de lo cual tomó la decisión de perseguir a gran velocidad y por varios metros a las víctimas, embistiéndolos sorpresivamente pese a que podría haber realizado otra maniobra.

La jueza también meritó la conducta del acusado luego de atropellar a los dos hombres -quienes sufrieron traumatismos de cráneo leves-, en tanto huyó del lugar arrastrando la moto, en muestra de "total desprecio por el resultado de su accionar" y de su "intención de ocultar su participación en el suceso".

Finalmente, la magistrada agregó que Buzali no podía basar su accionar en un supuesto riesgo de vida, ya que en ningún momento las motos habían rodeado el vehículo ya que siempre estuvieron por delante del mismo.

Con el dictado de la medida, el acusado deberá permanecer en su lugar de alojamiento, a disposición del Juzgado y de la Fiscalía actuante.

Accedé a la resolución

footer
Top