• martes 26 de enero del 2021
logo
add image

La Justicia Federal autorizó la utilización de dióxido de cloro para afrontar un caso de COVID-19

Entendió que en este caso concreto, donde el paciente está atravesando un grave estado de salud con compromiso pulmonar severo, cabe tener en cuenta la prescripción del médico personal que indica la utilización de dicha sustancia.

El pasado siete de enero se presentó el hijo del paciente peticionando una medida cautelar en favor de su padre a fin de que el Sanatorio Otamendi y Miroli S.A. le provea con carácter de urgente los tratamientos prescriptos por el Dr. Neurocirujano Dante Converti, con el objeto de evitar el deceso.

En ese sentido, el Dr. Javier Pico Terreo, Juez Federal subrogante del Juzgado Civil y Comercial Federal de Buenos Aires -en feria-, consideró que la argumentación expuesta y la actual condición del paciente a partir de las constancias médicas acompañadas, son suficientes para comprobar la verosimilitud del derecho.

Además, sostuvo que frente a un caso tan delicado de salud, es conveniente estar a lo prescripto por el médico a cargo del tratamiento del paciente que es quien conoce pormenorizadamente la historia clínica del amparista y resulta el responsable del tratamiento que recibe, por todo lo cual no advierte una imposibilidad para su aplicación.

Asimismo, indicó que la cobertura de dicho tratamiento no ocasionaría grave perjuicio para la parte demandada, motivo por el cual la clínica deberá otorgar el tratamiento.

Para así decidirlo, citó normativa internacional en tanto se reconoce a toda persona el derecho a disfrutar del más alto nivel posible de salud físico y mental junto al deber de los estados de procurar su satisfacción.

Por último, frente a la solicitud de que no se restrinja el acceso al sanaotorio, el magistrado interviniente entendió que resulta adecuado el ingreso en razón del parentesco por afinidad que ostentan.

En suma, hasta tanto se resuelva la pretensión con carácter definitivo, el Sanatorio Otamendi deberá arbitrar los medios necesarios para garantizar al paciente el tratamiento prescripto por su médico personal, el que incluye la utilización del dióxido de cloro.

Accedé a la resolución.

footer
Top