• jueves 25 de febrero del 2021
logo
add image

La Justicia porteña declaró la inconstitucionalidad del permiso de circulación para mayores de 70 años

Fue en el marco de un amparo que se interpuso y se resolvió en el día. Aludía que la medida del gobierno porteño era discriminatoria.

A las 23:33 horas de este lunes, el Juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario N°14 de la Ciudad, Lisandro Fastman, hizo lugar a una acción de amparo y declaró la inconstitucionalidad del permiso previo para circular establecido por el Gobierno de la Ciudad para aquellas personas mayores de 70 años, en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

La acción de amparo que motivó la inconstitucionalidad, fue interpuesta en el día de ayer por un abogado jubilado que ahora ejerce como periodista que se consideraba discriminado y afectado en su “derecho a trabajar y ejercer toda industria lícita”, viendo vulnerados los artículos 14, 14 bis, 16, 17, 18, 28, 29, 31, 43 de la Constitución Nacional, entre otros detallados en su presentación.

En su resolución, Fastman declaró la inconstitucionalidad de los artículos 2° y 3° de la Resolución Conjunta 16/MJGGC/2020, que establecía que las personas de 70 años debían comunicarse con el número 147 del servicio de atención ciudadana previamente a salir del lugar donde estén cumplimiento el aislamiento, social, preventivo y obligatorio y cuya vigencia sería de 48hs.

En base al principio de igualdad establecido en el artículo 16 de la Constitución Nacional, el Juez porteño señaló que "La imposición a todo adulto mayor de 70 años de edad de la necesidad de comunicarse con el servicio de atención ciudadana al número 147, previamente a hacer uso de la posibilidad de realizar desplazamientos mínimos e indispensables para aprovisionarse de artículos de limpieza, medicamentos (…) resulta una exigencia más gravosa para el colectivo de personas que para el resto de la población".

Asimismo, señaló que el aislamiento social, preventivo y obligatorio solo distinguió entre aquellas personas que prestan servicios esenciales de las que no, por lo que “la medida –más allá de sus buenas intenciones por cierto, lo que se descarta- importa una discriminación en razón de la edad, que vulnera  los derechos y las garantías del grupo etario al cual se encuentra destinada, al imponer una exigencia mayor y distintiva del resto de la población.”

Por último, el Juez Fastman –ante la posible repercusión del fallo- aclaró que quería sumarse “a la exhortación que vienen formulando las autoridades ejecutivas federales y locales, de requerir a los habitantes el cumplimiento de las medidas de aislamiento vigente, de modo de cuidarse y cuidarnos entre todos, para superar la emergencia sanitaria”.

 

Accedé al fallo.

Accedé a la presentación del amparo.

footer
Top