• jueves 17 de octubre del 2019
logo
add image

Tragedia del Colegio Ecos: la Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó reabrir la causa

El máximo tribunal dejó sin efecto la sentencia de la Corte de Justicia de Santa Fe que había declarado su prescripción. Se trata del accidente ocurrido en 2006 en el que murieron doce personas.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación decidió por mayoría  dejar sin efecto la resolución de la Corte de Justicia de Santa Fe, que había declarado la extinción de la acción penal por prescripción y había revocado la condena de quien era considerado responsable en calidad de autor los los delitos de homicidio y lesiones por imprudencia.

Los ministros del máximo tribunal de Justicia remitieron al dictamen del Procurador y dijeron que la decisión apelada carece de la adecuada fundamentación que se exige a los pronunciamientos judiciales. De esa manera, hicieron lugar a la queja, declarando procedente el recurso extraordinario conforme con la doctrina sobre arbitrariedad de sentencias.

El Procurador Fiscal consideró en su dictamen que correspondía al tribunal de la anterior instancia evaluar si la diferencia de motivaciones entre los magistrados que conformaron la mayoría, que disponía la revocación de la condena dictada, afectaba en definitiva la unidad de fundamentos que requiere toda respuesta jurisdiccional a la que las partes tienen derecho, con lo cual se abría la posibilidad de ordenar el dictado de una nueva sentencia

El suceso que generó este proceso fue el accidente de tránsito ocurrido el 8 de octubre de 2006 en el kilómetro 689 de la ruta nacional n°11 entre un camión y un ómnibus en el que fallecieron doce personas y resultaron lesionadas otras 39 personas. El 24 de octubre de 2011 Atamañuk Oscar Eduardo fue condenado a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional e inhabilitación para conducir vehículos por el término de siete años, encontrándolo penalmente responsable de homicidio culposo múltiple agravado y lesiones agravadas múltiples en concurso ideal.

El 4 de diciembre de 2014 la Cámara de Apelación en lo Penal de Rafaela revocó la condena y dictó el sobreseimiento de Atamañuk  por prescripción de la acción. Por su parte, la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Santa Fe declaró inadmisible el recurso de inconstitucionalidad local articulado por el Ministerio Público Fiscal contra ese fallo dándole la razón a la decisión que se había dictado en primera instancia. De esta manera, el Ministerio Público Fiscal llegó por medio del recurso extraordinario de queja ante la Corte Suprema de Justicia.

El ministro Carlos Rosenkrantz, presidente actual del máximo tribunal de Justicia, fue el único que votó en disidencia. Sostuvo que la sentencia que venía siendo recurrida no era arbitraria y consideró correspondiente desestimar la queja.

En ese sentido, argumentó: “ Las razones expuestas para rechazar la queja no son meros detalles técnicos sino que apuntan a la base de la competencia de esta Corte para revisar las sentencias de los tribunales locales. El máximo tribunal federal debe cumplir su actividad jurisdiccional a partir de las limitaciones fijadas por las reglas constitucionales y legales que determinan su funcionamiento; esta Corte no tiene autoridad para ingresar en el análisis de tales decisiones si no plantean cuestiones federales y si antes de acudir a esta Corte tales reclamos no fueron llevados de modo adecuado y oportuno a las jurisdicciones provinciales”.

Accedé a la sentencia. (Vía CIJ) 

 

footer
Top