• martes 23 de abril del 2019
logo
add image

La Corte Suprema emitió dos sentencias que fortalecen la autonomía porteña

Le reconoció el derecho a litigar en instancia originaria y estableció al TSJ como juez de los conflictos de competencia entre jueces no federales con asiento en la ciudad.

El máximo tribunal del país emitió hoy dos importantes fallos que ratifican la autonomía de al Ciudad Autónoma de Buenos Aires.  

La Ciudad tiene el derecho a la jurisdicción originaria

La primera decisión, con la firma de los jueces Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti resolvió que le corresponde a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el derecho de litigar ante su competencia originaria. Lo hizo en un pleito de la ciudad contra la provincia de Córdoba. 

La Corte destactó que a partir de la reforma del año 1994, la ciudad de Buenos Aires adquirió un nuevo estatus constitucional que se expresó en el artículo 129 de la Constitución reformada en cuanto establece que “[l]a ciudad de Buenos Aires tendrá un régimen de Gobierno autónomo con facultades propias de legislación y jurisdicción”.
 
Afirmó que esa reforma constitucional transformó la naturaleza política y jurídica de la Ciudad, y la reconoció como participante del diálogo federal conjuntamente con las provincias, los municipios y el Estado Nacional. 
 
Concluyó entonces que al reconocer el privilegio a la instancia originaria se fortalece la continuidad del proceso que culminará en la autonomía porteña. En los términos de una comprensión genuinamente federal de la forma de estado que reforzó el constituyente reformador de 1994, esa vía asegura el cumplimiento del mandato constitucional que ordena integrar a la Ciudad  Autónoma de Buenos Aires como sujeto pleno del federalismo argentino.
 
Carlos Rosenkrantz, según su voto, también entendió que correspondía la instancia originaria para la CABA y Elena Highton de Nolasco votó en disidencia. 
 
El TSJ de la Ciudad resolverá conflictos de competencia entre jueces no federales
 
En el otro fallo del día, la Corte, con el voto de los jueces Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti-, resolvió que ya no intervendrá en la resolución de los conflictos de competencia entre los jueces nacionales y los jueces de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
 
Declaró que es el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires quien deberá hacerlo como máxima instancia judicial de la Ciudad. Explicó que la intervención de ese tribunal local fortalecerá el diseño que estableció la Constitución de 1994 en cuanto reconoció un nuevo lugar a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como integrante pleno del orden federal argentino. 
 
De este modo, el máximo tribunal dio un avance en el proceso de transferencia de la Justicia Nacional a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, un proceso que viene largamente demorado hace años en nuestro país. 
 
Fallo CABA c/ Córdoba, provincia de (instancia originaria)
 
Fallo Bazán (competencia)
 
footer
Top