• martes 23 de abril del 2019
logo
add image

La prescripción no puede ser un argumento para desestimar la investigación de un caso de abuso sexual

Así lo determinó la Sala IV de la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata al hacer lugar a un recurso de apelación. Los argumentos se centraron en lo dispuesto por los tratados internacionales.

La Sala IV de la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata determinó que la prescripción de la acción penal no puede ser un argumento para no investigar un caso de abuso sexual. El pronunciamiento hace hincapié en que la legislación interna de nuestro país debe también completar los tratados internacionales en materia de Derechos Humanos.

Se trata del caso de una joven que cuando tenía 13 años fue víctima de abuso sexual con acceso carnal agravado por parte de su tío, entre los años 1993 y 2001. Ante la denuncia realizada, el Juzgado de Garantías N°3 declaró la extinción de la acción penal por prescripción. No obstante, la fiscal Betina Lacki y las abogadas de la particular damnificada, Sofía Caravelos y Analía Carrillo, presentaron un recurso de apelación ante esa decisión.

Entre sus argumentos las letradas argumentaron que nuestra la reforma de 1994 de la Constitución Nacional incorporó diversos tratados internacionales, otorgándoles jerarquía constitucional, siendo superiores a las leyes locales. Entre ellos se encuentra la Convención de los Derechos del Niño, que establece en su artículo 12 que los Estados parte deben garantizarle a todo niño su derecho a ser oído. Además, debe tomar las medidas necesarias para protegerlos contra toda forma de perjuicio, abuso físico, sexual e intervenir judicialmente en caso que corresponda.

Cabe destacar que al momento del hecho esta legislación estaba vigente. La víctima, de tan solo 13 años, no tuvo oportunidad el acceso concreto y efectivo a la Justicia.

En esa misma línea se pronunció la fiscal, que citando jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos destacó que “el deber de investigar constituye una obligación internacional imperativa que deriva del derecho internacional y no puede desecharse o condicionarse por actos o disposiciones internas normativas de ninguna índole”.

Los jueces Carlos Ariel Argüero y María Sílvina Oyhamburu hicieron lugar al recurso de apelación y en sus votos también destacaron los tratados internacionales en la materi.

Accedé al fallo.

 

footer
Top