• martes 16 de julio del 2019
logo
add image

La Justicia de Capital Federal reconoce licencia por maternidad a madre no gestante

Se trata del reconocimiento de la licencia de 120 días para ambas madres

Así lo dispuso la titular del Juzgado Contencioso Administrativo y Tributario N°12 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Dra. Alejandra Petrella, al conceder la medida autosatisfactiva peticionada por la madre no gestante, ordenando que se le otorgue la licencia prevista en el art. 70, inc. ch) de la Ordenanza N° 40.593 de 120 días. Dicha norma establece la licencia a las mujeres que se hayan convertido en madres por adopción y no se vincula al estado físico de la madre sino a los cuidados de su hijo o hija los primeros días de vida.

Resalta la magistrada citando al Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento que “las licencias maternales, paternales y familiares forman parte del conjunto de derechos que tienen los trabajadores y trabajadoras en la Argentina, y deben garantizar el derecho de todos los niños y niñas de estar acompañados por su madre y padre en distintos momentos de su vida”.

Además indica que la Carta Magna local tutela los derechos de los niños, garantizando su protección integral. Esta norma no es más que la recepción de lo que ya fuera establecido en la Convención Internacional de los Derechos del Niño (CIDN), acogida por nuestra Constitución Nacional en su art. 75 inc. 22, que jerarquiza constitucionalmente los denominados derechos del niño y del adolescente. Este instrumento internacional de jerarquía constitucional despliega su fuerza normativa a todo el ordenamiento jurídico infra constitucional.

Afirma que la licencia por maternidad no tiene en miras si la mujer a la cual se le otorga resulta ser la madre gestante o no, sino el interés superior del niño o niña y su derecho poder disfrutar de la familia los primeros meses de vida, sin importar si los une o no un vínculo biológico. Por ello de negarse lo peticionado, "importaría desconocer el principio pro homine que con armonía con el principio de progresividad y no regresividad de los derechos, resultan los ejes rectores y principales puntos de partida de toda interpretación que debe efectuarse en materia de derechos humanos".

Concluyendo que "ello, es así debido a que la ausencia de normas que se presenta en esta acción, en lo que refiere a la licencia por co-maternidad, no puede impactar de forma negativa en los derechos de la actora (conf art. 10 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires)".

 

Accedé al Fallo

footer
Top