• viernes 16 de noviembre del 2018
logo
add image

¿El comienzo de las tarifas de servicios públicos dolarizadas?

Interrogantes a raíz de la Resolución 20/2018 de la Secretaría de Gobierno de Energía

Estas primeras apreciaciones, son sólo ello, una primera lectura de una norma intrincada en su redacción e indubitablemente poco fundada, que pareciera completar el tipo de política pública que propone el gobierno nacional en materia de servicios públicos.

En primer lugar señalaremos que el período de consumo que toma la norma y sobre la cual se crea esta "deuda del usuario", se circunscribe a los consumos desde el 1° de Abril hasta el 30 de Septiembre. Dicho lapso es coincidente con el, ahora anteúltimo, aumento tarifario fijado por la Administración, esto porque desde el 1° de Octubre las tarifas sufrieron un nuevo aumento estimado en el 35%.

Ahora bien, el pasado viernes y por medio de la Resolución 20/2018 de la ahora Secretaría de Gobierno de Energía, se le otorgó la facultad al ENARGAS para que instruya el modo de percepción del "recupero del crédito a favor de los productores".

¿A que refiere ese eufemismo de "crédito a favor de los productores"? La norma indica que dicho crédito corresponde a las diferencias entre el precio del gas previsto en los contratos y el precio reconocido en las tarifas finales de las prestadoras del servicio de distribución durante el lapso de abril a septiembre de este año.

Además dicho crédito será cobrado a los usuarios por intermedio de un adicional en sus facturas. El monto que dependerá de los consumos efectuados entre Abril/Septiembre, generosamente es prorrateado en 24 cuotas y a tasa pasiva, a partir del 1° de Enero del año próximo.

El usuario, no sólo es deudor de una factura paga, sino que se le aplicarán interés por el tipo de modalidad de pago en cuotas.

Como mencionáramos, los fundamentos parecieren insuficientes. La Resolución comienza realizando la obligada mención a la Ley 24.076, ley que contiene críticas sustantivas sobre la constitucionalidad de sus cláusulas por ser anterior a la reforma constitucional de 1994 (especialmente artículo 42 CN) y a la ley de Defensa del Consumidor y Usuario.

Agrega únicamente de modo argumental que: "sin perjuicio de lo previsto en las Reglas Básicas de la Licencia de Distribución, a raíz de la marcada variación del tipo de cambio se han acumulado diferencias diarias significativas por la compra de gas en el marco de los contratos suscriptos entre los productores y las Licenciatarias de Distribución".

Lo que es completado al indicar que: "... para este caso particular no contemplado y en forma extraordinaria, corresponde habilitar un mecanismo de recupero de las diferencias diarias acumuladas correspondientes al período estacional antes mencionado, que contemple su recupero en un período temporal más extenso".

La Secretaría señala que la diferencia, por la cual se cobrará este adicional, se debe a la variación del precio del Dólar Estadounidense y que lo que se aplicará es un caso no contemplado normativamente a fin de cubrir dichas diferencias.

Palabras más, palabras menos, lo que si es claro es que el usuario del servicio público de gas natural debe soportar con su bolsillo las modificaciones cambiarias.

¿Es justo que sean los usuarios los que afronten los costos de la devaluación de la moneda? ¿No es acaso una responsabilidad Estatal la política monetaria?

¿Acaso la modificación del dólar modifica las tarifas? De ser así, ¿nos encontramos ante un supuesto de indexación, que se encuentra prohibido por el Artículo 10 de la Ley 23.928? ¿O nos encontramos ante la demostración de que se encuentra dolarizado un servicio del mercado interno?

Este adicional al basarse en los consumos realizados durante el lapso de vigencia del aumento tarifario anterior, ¿no implica la modificación de una tarifa que fuera aprobada por Audiencia Pública? ¿Tiene la Secretaria esa facultad?

¿Puede imputarse este cobro de modo retroactivo?

Si lo observamos desde la perspectiva netamente civil, una vez realizado el pago por lo consumido, ¿se podría exigir al usuario que abone este concepto adicional? ¿Ello no estaría violando el artículo 17 de la Constitución Nacional?

Esto nos lleva a un interrogante técnico, no evacuado por la norma. Como son las modalidades de pago entre las distribuidoras y los productores que habilitarían a pensar que el usuario debe pagar el gas al precio actual por lo consumido en meses anteriores.

Al hablar de la necesaria actualización de la norma que regula el servicio público de gas natural por ser anterior a la última reforma constitucional y el posterior desarrollo en materia de derechos de los usuarios y consumidores, debemos agregar lo dicho por nuestra Corte Suprema de Justicia. Es por ello que es obligada la cita de la causa "CEPIS", allí claramente se estableció la obligación de formular una audiencia pública previa a cualquier modificación tarifaria. ¿Cuales serían los fundamentos que nos permitan negar que aquí no se esta quebrando el acuerdo entre la ciudadanía y el gobierno al momento de establecer la tarifa?

Estos interrogantes surgen de esta primera lectura de la Resolución, que establece el cobro adicional a los usuarios por sus consumos en el período Abril-Septiembre ante la modificación del valor del dólar a favor de los productores.

Esta solución es inquietante, el valor del gas es referencia en todo lo que es materia energética y junto con el precio de los combustibles son indicadores que modifican los precios del resto de los bienes y servicios de consumo interno. La situación que plantea la Resolución de la Secretaría de Gobierno de Energía pareciera orientar nuestra economía hacia una "dolarización".

A pesar de los interrogantes planteados, queda claro que quienes deben soportar las modificaciones cambiarias no son los empresarios productores sino los usuarios del servicio. Éstos que aún no se han recuperados de las quitas en los beneficios por consumo eficiente y tarifa social, pareciera que deberán probablemente amortizar las "pérdidas" de los explotadores de riquezas naturales del subsuelo nacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

footer
Top