• viernes 04 de diciembre del 2020
logo
add image

Se promulgó la ley que modifica el Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento

Se trata de la Ley 27.570 que introduce una serie de cambios en los beneficios fiscales previstos en la norma destinada a impulsar actividades de la industria del software, de la producción audiovisual, la biotecnología, entre otras.

Se promulgó en el Boletín Oficial la ley 27.570 que introdujo modificaciones en el Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento. El objetivo de esta norma es promocionar actividades económicas que apliquen el uso del conocimiento y la digitalización de la información apoyado en los avances de la ciencia y de las tecnologías, a la obtención de bienes, prestación de servicios y /o mejoras de procesos.

La ley, sancionada el 8 de octubre pasado por la Cámara de Diputados, postula que el régimen de promoción estará vigente a partir del 1 de enero del 2020 hasta el 31 de diciembre de 2029.

Lo que se pretende lograr es la creación, diseño, desarrollo, producción e implementación o adaptación de productos y servicios y su documentación técnica asociada, tanto en su aspecto básico como aplicado, incluyendo el que se elabore para ser incorporado a dispositivos tecnológicos.

Asimismo, establece que podrán acceder a los beneficios aquellas personas jurídicas que se encuentren en curso normal de cumplimiento de las obligaciones fiscales, laborales, gremiales y previsionales.

Algunas de las actividades comprendidas en el presente régimen son: la industria del software, la producción audiovisual en formato digital, la biotecnología, microbiología, bioinformática e ingeniería genética, nanotecnología y nanociencia; industria aeroespacial y satelital, ingeniería para la industria nuclear, servicios geológicos, entre otros.

Además, dispone la estabilidad de los beneficios respecto de cada actividad promovida a partir de la fecha de inscripción en el Registro correspondiente y siempre que se cumplan con las verificaciones de las exigencias correspondientes. 

Por otra parte, establece que los beneficiarios podrán convertir en un bono de crédito fiscal hasta el 70% de las contribuciones patronales que hayan pagado con destino a la Seguridad Social respecto de los empleados debidamente registrados. Ese monto ascenderá en un 10 % si se trata de mujeres, personas travestis y trans, profesionales con posgrado en ingeniería, ciencias exactas o naturales, personas con discapacidad, personas residentes en zonas desfavorables y aquellas beneficiarias de planes sociales.

Accedé al texto de la ley 27.570

 

footer
Top