• martes 11 de agosto del 2020
logo
add image

Derecho Digital: ¿Qué es el legaltech?

Un repaso por las principales características de la nueva herramienta en materia legal que se está impulsando en Europa y asoma en Argentina

Por Aylen Noely Mondillo

¿Qué es el Legaltech?

Es evidente que la inteligencia artificial a nivel mundial está cada vez más implicada en el Derecho. En Argentina se está haciendo cada vez más fuerte el concepto Derecho Digital, principalmente el Legaltech (“Legal Tecnology”) que es sin dudas la primera forma para hablar de la innovación digital de la abogacía.

Su objeto es la mejora práctica a través de implantación de tecnologías digitales, la cual ayuda a los abogados a procesar y analizar más rápidamente grandes cantidades de datos y a su vez hacer que el proceso legal sea menos costoso, más rápido y más eficiente abarcando una serie de soluciones tecnológicas y de software que, en aras a conseguir una mayor competitividad y una mejora de la productividad, ayudan a los operadores jurídicos a racionalizar y mejorar la prestación de los servicios jurídicos.

Ello aporta un valor inmediato a su adopción por parte de los profesionales del Derecho, puesto que su utilización facilita, apoya e incluso sustituye en ciertos casos la ejecución de tareas jurídicas concretas, a menudo las más rutinarias, lo que permite al profesional ahorrar tiempo y dedicarlo a otras actividades de mayor valor añadido.

En Europa, principalmente en España, con la crisis económica de 2007 impulsó la necesidad de hacer más eficiente el labor de los despachos jurídicos y más baratos sus precios, ya que numerosos clientes dejan de contratar sus servicios y prefieren solventar las tareas legales a nivel interno para ahorrar costes. Esta situación hizo dar un gran giro y a partir de ese momento el Legaltech ya no sirve únicamente para hablar de tecnología que utilizan los abogados, sino que comienza a usarse como etiqueta que identifica a las muchas startups que surgen especialmente a partir del 2011 en adelante, desde el sector legal o a su alrededor, principalmente para proporcionarles herramientas que hagan la labor legal más eficiente, rápida, y menos costosa.

Es así que a mediados del 2016 el Legaltech se define como la utilización de tecnología en servicios legales para crear software o servicios online que reducen o eliminan la necesidad de acudir al sector jurídico en su modalidad más tradicional, aceleran los trámites y la gestión de tareas de los propios abogados, reduciendo el coste y el tiempo que un profesional debe invertir en muchas de sus tareas, simplificando y modificando la forma de contactar entre los profesionales del sector legal y potenciales clientes.

Legaltech y Lawtech

Desde entonces el concepto fue  creciendo en popularidad y es cuando comenzó a surgir nuevas versiones del mismo, mayormente desde EE.UU y Reino Unido, para hablar no solamente del Legaltech sino de Lawtech. De hecho, para The Law Society de Inglaterra solo existe Lawtech, refiriéndose a la tecnología que mejora el sistema de justicia, que da soporte y mejora la prestación de servicios legales por abogados, a las startups relacionadas o que incluso sustituye al profesional en su labor llamados robot- lawyer.

Ahora bien, ¿Hay diferencias entre Legaltech y Lawtech? En principio hay diferencia ya que cada concepto aspira a una determinada cuestión en particular, aunque en el mundo anglosajón muchas veces se utiliza indistintamente. Pero, ¿cómo se diferencian exactamente los conceptos Legaltech y Lawtech?  No hay una opinión clara al respecto, hay quienes entienden al Legaltech como soluciones para Abogados que hacen su tarea de forma más eficiente y barata, mientras que Lawtech serían auto-servicios legales para pequeñas empresas y sin necesidad de contar con abogados, de esta manera se puede entender la idea de Legaltech como la herramienta para Abogados y al Lawtech como herramienta que sustituyen a los Abogados y que a consecuencia presentan un componente elevado de inteligencia artificial y otras técnicas dominantes.

Luego tenemos la opinión de Richard Susskind, uno de los mayores referentes de Derecho Digital, según el cual Lawtech dice que es un concepto de futuro, donde asocia al LegalTech con tecnologías de back office como los sistemas de contabilidad dentro de la inteligencia artificial,relacionadas con los abogados, los tribunales en línea y demás. En ese sentido, cree que LawTech debería ser una categoría más amplia y considera que LegalTech es más usado y aplicado por el sector legal, mientras que LawTech sería más inclusivo y abierto a tecnólogos de cualquier ámbito.

Por otro lado, otro gran referente de la innovación jurídica como Richard Trommans, considera que Legaltech sería el término adecuado ya que describe las actividades del sector legal, al igual que lo hacen RegTech, InsurTech, PropTech o FinTech. Por tanto, cree que deberíamos usar el término “Legal” ya que hablamos de la “industria legal”, el “mercado legal” y el “sector legal”. Es decir, tecnología utilizada por un sector de la economía, por lo que considera que LawTech es un término incorrecto para describir al sector, ya que “Law” en inglés se refiere a la práctica del Derecho. Por tanto, LawTech solo tendría sentido si se refiriera a la tecnología específica de un subgrupo de tareas legales que se relacionan con la elaboración o comprensión de leyes.

Los servicios novedosos de Legaltech que llegaron para quedarse son la disección de los distintos procesos existentes, la identificación de fallos, ineficiencias, irregularidades, búsqueda de distintas soluciones a través de la tecnología. También ayuda al diseño de la solución traduciendo el lenguaje jurídico a la programación y ejecutando un respuesta.

Herramientas de inteligencia artificial para el ejercicio de la profesión

La inteligencia artificial puede ayudar a abogados y firmas de abogados a procesar y analizar más rápidamente grandes cantidades de datos además de hacer que el proceso legal sea menos costoso, más rápido y más eficiente, dejando a un lado el uso del Legaltech en el descubrimiento electrónico y la revisión de documentos, que es probablemente lo más utilizada entre los abogados. Existen al menos otras tres áreas principales en las que  puede ayudar a mejor a los profesionales del derecho a ser más efectivos y eficientes: estas son  la investigación legal, el análisis de datos y predicción de resultados legales y la generación automática de documentos.

Cuando hablamos de una investigación legal efectiva y más rápida se enfoca en las herramientas basadas en inteligencia artificial, lo cual hacen que la investigación legal sea más rápida, fácil, exhaustiva y confiable. Hace años, los profesionales que usaban herramientas de investigación online tenían que aprender a formular términos de búsqueda algorítmicos para encontrar casos relevantes. Actualmente las nuevas herramientas de inteligencia artificial ayudan a los abogados a encontrar toda la jurisprudencia más relevante utilizando un lenguaje sencillo para describir el problema legal.

Otra de las características principales es predecir resultados legales esto quiere decir que un cliente pida a su abogado que prediga la probabilidad de éxito y los costos de un caso. Con experiencia, los abogados somos bastante buenos en este ejercicio, pero viene con la advertencia de que el litigio puede ser impredecible y costoso.

Ningún abogado  puede hacer en base a su propio conocimiento y experiencia un uso completo y óptimo de las cantidades masivas de datos almacenados en los sistemas judiciales, incluidas las opiniones, órdenes y veredictos del juez, pero debido a la Inteligencia Artificial tiene la capacidad de mantener y revisar cantidades tan grandes de datos que abarcan muchos años y proporcionar ideas valiosas sobre el resultado probable de un caso.

La inteligencia artificial puede predecir las decisiones del Tribunal Supremo mejor que los expertos humanos basándose en décadas de análisis de datos y es lo que anteriormente llamamos Robot-Lawyer, este tipo de información basada en datos ayuda a los abogados a asesorar de manera más efectiva a los clientes en la toma de decisiones, cuantificar mejor el riesgo y el gasto en litigios y generar estrategias legales mejor informadas que tengan más probabilidades de éxito.

Por último podemos decir que ayuda a generar escritos de defensa "automáticos"  ya que actualmente se está utilizando para generar escritos de defensa, alegaciones y recursos.

Conclusión

Como conclusión podemos decir que el Legaltech funciona como una unión entre el Derecho y la informática, es así que surgen a partir de este concepto profesiones del Derecho que también pueden ser ingenieros informáticos. El abogado del futuro necesitará los conceptos de aplicación de la ley conjuntamente con la programación para poder utilizar estos software novedosos que cada vez van estar más implicados en nuestra profesión y crean nuevos perfiles.

Estamos en medio de la transformación en la industria legal y las firmas de Abogados deben comprometerse a brindar excelencia y eficiencia. Eso significa tomar medidas reales para mejorar el acceso de los abogados y la comprensión de la tecnología diseñada para ayudar a los abogados sean mejores y más rápidos en lo que hacen, porque  la verdad es que no es la adopción de la Inteligencia Artificial lo que perjudicará o no perjudicará a los Abogados; más bien, es el fracaso de los despachos de abogados para aprender y adoptar la tecnología de inteligencia artificial lo que los dejará atrás si no nos amigamos con la tecnología.

footer
Top