• martes 07 de julio del 2020
logo
add image

Estados Unidos: la Corte Suprema se pronunció en contra de una normativa restrictiva del aborto

El máximo tribunal declaró la inconstitucionalidad de una ley del estado de Louisiana que podría haber dejado al distrito con una sola clínica abocada a realizar esa práctica.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos, perteneciente al ala conservadora, JhonG. Roberts Jr., se unió a sus cuatro colegas liberales para declarar la inconstitucionalidad de la ley N° 620 del estado de Louisiana que restringía el acceso a la práctica del aborto. 

La normativa establecía que los médicos que realicen estas intervenciones debían contar con “privilegios de admisión activa”. En este sentido, entendieron que esto violaba el derecho al aborto y, por tanto, a la salud.

El tribunal concluyó que la ley significaba un obstáculo sustancial en el camino de las mujeres que buscan un aborto seguro imponiendo una carga indebida, lo que resulta inconstitucional.

Como conclusión, la Corte explicó que hacer cumplir el requisito de “privilegios de admisión” reduciría drásticamente el número y la distribución geográfica de los proveedores de servicios de aborto, haciendo imposible que muchas mujeres puedan acceder al mismo o, al menos, imponiéndoles obstáculos sustanciales.

En disidencia, votaron los dos jueces designados por el presidente Donald Trump: Neil Gorsuch y BrettKavanaugh, junto al juez Samuel Alito. 

Accedé al fallo (en inglés)

footer
Top